Sobre el Día del Padre y su Celebración

Categoría: Sin categoría
junio 12, 2019
Compartir artículo:

Pensando en que estamos a pocos días de celebrar el día del padre, es que en DeFam nos surgió poder escribir sobre las nuevas formas de ser hombre en nuestra sociedad. Hoy, mucho mas que antes, los hombres dedican mas tiempo a labores tradicionalmente asociadas al género femenino, desafiando estereotipos y, desde ahí, construyendo una nueva forma de paternidad y masculinidad.

En casos donde los padres están separados, y por mucho que muchas veces se crea lo contrario, uno de los grandes dolores y temores de los padres es no tener tanto tiempo con sus hijos y el temor a perder la fuerza del vínculo con ellos por no estar en el día a día (cuando hoy es común que aún sea el hombre el que cuando hay una crisis salga de la casa antes compartida).

Y este dolor y miedo, no se encuentra alejado del dolor y temor de sus propios hijos. Muchas personas adultas cuando recuerdan lo difícil de la separación de sus propios padres cuando se separaron, recuerdan a un padre que los abandonó en lo real o simbólico, que se desconectó de sus vidas y que si bien estaba, no conectaba con ellos. También muchas veces en familias en que la pareja se mantuvo unida, se escucha la misma queja del padre emocionalmente distante de otras generaciones. Un padre mas bien “práctico”, “medio bruto”, “poco cariñoso”, “muy trabajador, que estaba poco”, “solo para pasarlo bien”.

¡De ahí la importancia del nuevo movimiento de la masculinidad! Es una reivindicación desde lo más profundo de nuestras heridas infantiles, un compromiso de mejorar, de tratar de no repetir patrones. De completarse y permitirse ser un padre presente, cariñoso y conectado. Es curar a nuestros niños heridos y proteger a los niños actuales, comportándose como “el adulto que necesitaste cuando niño”.

Y es por eso que en este día del padre, los celebramos y animamos a todos los hombres que quieren y desean ser padres, a seguir en la senda de la ternura y presencia activa con sus hijos. Sus niños (y ustedes mismos) los necesitan.

Acá algunas palabras de inspiración, tomados de “Una carta de un Padre a su hijo” (Casanova, 2016):

“¡Cuánto te quiero! Es lo primero que me brota del corazón. Cuánto te quiero… No sé explicártelo muy bien… Tal vez cuando seas padre lo descubrirás por ti mismo. Un amor proporcional al sufrimiento que siento a la par. Cuando uno ama, se abre al sufrimiento. Uno no puede amar sin darse, sin vaciarse, sin desnudarse, sin exponerse. Desde que apareciste, yo soy más fuerte en mi fragilidad. Y sufro más. Y amo más. Y soy más.”

“¿Eres feliz? Es la pregunta fundamental que, creo, al menos a mí, más atormenta a un padre.”

“¡Qué difícil enseñarte! ¡Qué difícil educarte! ¿Dónde poner límites? ¿Cuándo apretar para sacar lo mejor de ti y enseñarte el camino del esfuerzo, de la tarea, de la misión, de la encomienda, de la fidelidad, de la fortaleza? ¿Cuándo abrir simplemente los brazos y recibirte vencido, sin más? ¿En qué cosas me excedo y en cuáles me quedo corto?”

FELIZ DIA DEL PADRE

 

Compartir artículo:

Conversemos





Avenida Vitacura 2909, oficina 1205, Las Condes

+562 2233 6808

+562 2312 8004